Italia y el coronavirus: la experiencia de una emigrante

“Laboralmente estoy muy afectada, ya que trabajo en el sector turístico y al igual que otros compañeros, no creemos que esto remonte de un día para otro. De este parón no creo que nos recuperemos y volvamos a trabajar hasta finales de año”.

Berta Goya, Italia

Berta Goya lleva 8 años en Roma. Esta santanderina apasionada por la historia, trabaja como guía turística. Recuerda perfectamente el día que limitaron la libertad de movimiento, fue el 11 de Marzo. Hasta esa fecha había pequeñas restricciones, como el cierre de bares y restaurantes a las seis de la tarde, “pero no servían de nada” comenta.

¿ Cómo está reaccionando la sociedad?

Los italianos ya están muy concienciados sobre el tema, las familias se reparten el ir a hacer la compra para no salir todos a la vez, pero claro, siempre hay irresponsables que se saltan las normas. Es cuestión de educación.

¿Qué es lo que más miedo te produce?

Además de la salud, me preocupa la crisis económica que va a venir como consecuencia de esto.

¿Qué haces para hacer los días más llevaderos?

Como vivo sola, la mejor manera de sobrellevar el encierro es tener una rutina, intento levantarme siempre a la misma hora y estoy siempre buscando cosas que hacer porque si no se te echa el tiempo encima.
Con mis amigas, italianas y españolas, hemos creado nuestro aperitivo online, es nuestro momento para evadirnos. A las ocho de la tarde salimos a cantar, y ya después cena, película y a dormir. Otro día menos.

Para seguir leyendo los demás testimonios:

Carla López Rodríguez

¿Te gusta lo que lees?

Suscríbete gratuitamente a Real place, real Women y recibe una vez al mes un email repleto de inspiración y contenido de valor.

¡Gracias!