Problemas comunes para quedarse embarazada: el SOP

El Síndrome de ovario poliquístico (SOP) afecta a un 10% de las mujeres. Se trata de una alteración en las hormonas que regulan la ovulación y que tiene como principal síntoma la inestabilidad menstrual. Hasta el momento en el que quise ser madre no me preocupaban estos datos, ni siquiera me había interesado por lo que era, pero tras bastantes meses tratando de quedarme embarazada y no conseguirlo, empecé a darle vueltas a la posibilidad de hacerme una revisión que descartara o confirmara algún problema específico. 

Como la manera más segura de diagnosticarlo es acudiendo al ginecólogo para realizar una ecografía vía vaginal y unos análisis que analicen las hormonas, me puse manos a la obra y pedí una cita para visitar a un ginecólogo privado. Es preciso decir que a este principal síntoma, pueden unirse otros como la amenorrea, la ganancia de peso repentino e incluso la alopecia. Pero hay mujeres que sólo presentan o reconocen un par de síntomas, como fue en mi caso, que sólo presentaba periodos irregulares y dolorosos.

El diagnóstico: tienes el síndrome de ovario poliquístico

Cuando llegó el día reconozco que iba bastante nerviosa, pues algo me temía, ya que mis periodos eran totalmente descontrolados (hecho que dificulta el tener una ovulación normal). Por supuesto, no me imaginaba que sería eso. Sabía que algo fallaba. Pero cuando el médico me hizo la ecografía todavía me puse más nerviosa, porque nada más empezarla, mirando el ecógrafo dijo: “claro… es que entra dentro de lo normal viendo tu caso”. En ese momento un escalofrío recorrió mi cuerpo y se me formó un nudo en el estómago que todavía hoy recuerdo. ¿Viendo mi caso? ¿De qué caso estaba hablando? Después de pasar unos 10 minutos viendo la pantalla del monitor y asintiendo con la cabeza sin entender nada de lo que me estaba diciendo, me dijo “síndrome de ovarios poliquísticos”.

Al escuchar eso, se te pasan mil dudas por la cabeza “¿no podré ser madre?, ¿qué significa lo de poliquísticos?, ¿qué tendré que hacer a partir de ahora?, ¿tiene solución?”

Afortunadamente, el ginecólogo me explicó las cosas con mucha naturalidad y calma, restándole importancia “El S.O.P. no es nada más que un trastorno hormonal que se suele dar en mujeres que están en edad reproductiva. Lo que ocurre es que, sin causa alguna, se te empieza a acumular líquido en los ovarios, por lo que estos no son capaces de liberar los óvulos de forma regular. Y eso es lo que dificulta el embarazo”

Aun habiéndomelo explicado tan bien, estaba temblando, creía que me lo estaba maquillando de forma que no me sintiera mal, pero que era grave. Sin embargo, me dijo que era muy común, y que una vez diagnosticado, existen tratamientos que ayudan a reducir esos quistes.

El tratamiento, ¿conseguiré quedarme embarazada?

En ese momento parecía que el nudo de mi estómago se iba haciendo un poco más pequeño, me habló de un medicamento (Myo-inositol embarazo) que favorece la ovulación y optimiza la calidad de los óvulos. Se trata de un derivado de la vitamina B que podemos encontrar en muchos alimentos como frutas, legumbres o nueces. Así que podemos ayudar a nuestro cuerpo a reducir estos problemas mediante una alimentación rica en este tipo de alimentos.

Siguiendo con los efectos de este “milagroso” complemento, una vez que salí de la consulta, me fui corriendo a la farmacia y me compré una caja. De camino, machaqué el Google buscando “síntomas, causas, tratamiento del SOP” y “MYO-INOSITOL EMBARAZO” y pude ver que, además de reducir el líquido de los ovarios, regula el periodo, de manera que sabes cuándo ovulas y así tienes más posibilidades de embarazo. También contiene ácido fólico e inositol, el primero evita que el feto pueda tener problemas de espina bífida, y el segundo es el que ayuda en los procesos fisiológicos para conseguir el embarazo.

El ginecólogo tenía razón, es más común de lo que se piensa. Y la verdad es que el medicamento tenía muy buenas opiniones y todas las mujeres que lo habían probado, habían conseguido tener hijos.

Finalmente…

Pasados cuatro meses tras haber probado este medicamento, pude quedarme embarazada de forma natural. No podía estar más feliz y más agradecida al ginecólogo que me lo diagnosticó y me dio la explicación perfecta junto con la solución adecuada.

Por eso, desde mi experiencia, os recomiendo que, tras unos meses de intentos fallidos, acudáis a un especialista. y que si os diagnostican SOP no os asustéis. Simplemente dificulta las posibilidades, pero en la mayoría de los casos, no las elimina. ¡Cuando se quiere, se puede! A veces tarda más, otras menos, pero siempre llega.

Lorena Abreu