Los suplementos alimenticios ¿aliados o enemigos?

Los suplementos alimenticios se están convirtiendo en un complemento habitual e ideal de nuestra dieta, ya que facilitan muchos procesos que en otra situación nos llevarían más tiempo. Su uso y presencia va ganando adeptos en el mundo deportivo, siendo uno de los temas más de moda entre las personas que se inician en la práctica deportiva. Sin embargo son muchas las controversias con respecto a ellos. 

Hay muchas y muy diversas creencias sobre la suplementación y los famosos “batidos de proteínas” (conocidos así generalmente, pero no siempre denominados de manera correcta). Desde mi experiencia profesional os voy a intentar contestar a las preguntas más frecuentes que me suelen consultar, e intentaré aclarar algunos de los mitos que la acompañan.

La primera de las cuestiones y, seguramente, la más importante para todos: ¿es perjudicial para la salud?

La respuesta es NO, ROTUNDAMENTE NO. Algo fundamental que debemos saber es lo qué comemos y bebemos, así como su procedencia. La mayoría de los batidos proceden del suero de leche (hay diferentes procedencias como la soja, la carne, guisantes, etc.). Estos pasan por un proceso de filtrado y cambio de estado, donde se obtiene el polvo del suero, con mayor o menor pureza según los filtrados. Pero los productos en sí, no son más que alimentos deshidratados

Otra de las cuestiones más recurrentes es ¿afectan a hígado y riñones? 

Solamente unas cantidades ingentes de proteína, podrían saturarlos. Por ello, tomar la cantidad correcta, que ronda los dos gramos de proteína por kilo de peso corporal (depende de muchos factores para dar una cantidad exacta) sería suficiente y no perjudicial. Esa cantidad puede afectar casi lo mismo que cualquier otra comida que hagamos, y digo casi, porque la comida que hacemos suele tener más componentes tóxicos negativos para la salud: deberíamos evitar los procesados que contienen conservantes, edulcorantes… En el próximo post os hablaré de este tema y del “realfooding”.

¿Los batidos de proteínas engordan?

Otro error frecuente es llamar “batidos de proteínas” a todos los suplementos, ya que no todos hacen la misma función. Los hay altos en proteínas, altos en carbohidratos, equilibrados entre ambos… por lo que no son todos lo mismo. Para que nos entendamos, las proteínas alimentan los músculos y lo que no necesita tu cuerpo, no se acumula; los carbohidratos son los que mueven estos músculos, pero estos, tomados en exceso (los que tu cuerpo no necesita para mover esos músculos), se metabolizarán y se convertirán en grasa. En resumen, los batidos de proteínas no engordan, pero debemos asesorarnos bien qué tomar y en qué medida.

Quiero tomarme un batido para tonificar pero no quiero ponerme como “un culturista”.

Otro de los miedos más grandes es el de la “transformación espontanea”. Son muchas las personas que piensan que el tomar algún tipo de batido les va a producir alguna transformación tan repentina que no habrá una marcha atrás para ello. Ojalá fuera tan sencillo. Todo influye en un crecimiento muscular, pero lo que más, la constancia y el tiempo. Nada es espontaneo. Podéis tomar batidos que si el entrenamiento, la alimentación y vuestro día a día no acompaña, no habrá crecimiento muscular excesivo.

Estás son algunas de las preguntas con las que me suelo encontrar en mi día a día, pero si tenéis más al respecto, no dudéis en preguntarme. Lo que siempre recomiendo es que si estáis pensando en recurrir a ellos, consultéis a personas formadas, son las que mejor pueden asesoraros.

Fabián González

Fabián tiene experiencia como Monitor de fisicoculturismo y musculación, nutrición deportiva, suplementación deportiva y alimentación para deportistas.
Se ha formado en la Escuela Nacional de Técnicos Entrenadores de Fisicoculturismo y Fitness, y es además técnico Superior Deportivo, especializado en Balonmano.