La boda del año

Septiembre empieza pisando fuerte y lo hace, nada más y nada menos, que con la que puede ser la boda del año – lo sentimos realeza británica-, o por lo menos en lo que se refiere al mundo fashionista e influencer. Hablamos, y valga la redundancia, del enlace entre la influencer que ocupa la posición number one del mundo fashion (si queréis ver la lista completa la tenéis aquí Forbes), Chiara Ferragni y del rapero italiano Fedez. Una de las parjeas más mediáticas de la actualidad ha ido mostrando, como es habitual,  muchísimos aspectos relativos a la organización y al desarrollo de su boda a través de las redes sociales con su hashtag #TheFerragnez, que cuenta ya con más de 14.600 post en Instagram.

Aún borrachos de tanto amor, cambio de look, glamour mezclado con dosis de extravagancia italiana (hubo tiovivo y noria incluída), vamos a destacar lo que para nosotras han sido dos de detalles que nos han llegado al corazón:

  1. Los 3 looks de Chiara, firmados por Dior.  De los tres vestidos (o dos más bien porque el segundo y tercero tenían truco: era un dos piezas al que cambiaron la falda), espectaculares por cierto, nos quedamos con el segundo look. Un vestido de princesa que cuenta una historia, ya que los bordados representan fragmentos de la canción con la que Fedez le pidió matrimonio y también hay alusiones a su hijo Leone. En el momento en que lo ví, me vino a la cabeza el vestido de Angelina Jolie en su boda que, aunque estéticamente no se parecen en nada,  estaba diseñado con los dibujos de sus hijos.

2. Los zapatos de tacón bajo de la novia. Sí, ya sabemos que Chiara es más alta que Fedez, pero queremos pensar que la influencer nos quería mandar un mensaje al resto de mortales -que sabemos lo largas que son las bodas, que los pies no aguantan tanto bailoteo con los súpertaconazos que solemos llevar, que muchas de nosotras al segundo plato ya recurrimos a nuestras bailarinas que, previsoras nosotras, las hemos dejado a un ladito de la mesa dentro de una bolsa muy mona para que no levante sospechas- de que la comodidad no está reñida con el glamour y el estilo.

Sus zapatos, personalizados claro, con talón descubierto nos han enamorado. Aquí tenéis los de sus tercer look.

¿Estaremos ante una nueva tendencia? tiene toda la pinta de que el dos piezas de Chiara va a empezar a ser una oferta habitual, ya no sólo para las futuras novias, sino que vamos a empezar a verlo en los escaparates.  Un 2 en 1 que convence y ha venido para quedarse.