En femeninA: el poder de las mujeres en el audiovisual

El movimiento femenino sigue cogiendo impulso y ganando visibilidad gracias, en parte, a los medios de comunicación sociales. Más concretamente, desde hace ya algún tiempo, las redes sociales se están presentando como el altavoz idóneo para hacer públicas muchas denuncias e injusticias sociales que durante décadas o han estado ocultas o han sido asumidas como normales.

Este cambio de paradigma está influyendo en el panorama cultural, especialmente, en el ámbito audiovisual, en el que nos encontramos a actrices, directoras y trabajadoras del sector que, no solo manifiestan y exponen las desigualdades salariales y de oportunidades a través de los medios sociales, sino que además aprovechan la visibilidad de galas y festivales como los Oscars, los Goya o Cannes, para transmitir esos mensajes y reivindicar la igualdad en el ámbito.

Nuevos roles, más independientes y fuertes

Esta palpable presión empieza a dar sus frutos en la industria, en la que empezamos a observar una paulatina transformación hacia esta realidad de empoderamiento femenino. En la actualidad, nos encontramos con una evolución en los roles femeninos: caracteres más independientes y fuertes muy alejados de aquellos roles secundarios que se limitaban a dejarse salvar por el héroe.

En este sentido, si hacemos un pequeño repaso al panorama actual nos encontramos exitosas series como Big Little Lies, que cuenta con un reparto femenino de lujo, no solo ante las cámaras, sino también en la producción ejecutiva; Grey’s Anatomy, protagonizada por Ellen Pompeo, que sigue sumando temporadas (va por la 15º), o Game of Thrones, serie en la que los roles femeninos juegan un papel crucial.

En cuanto a la gran pantalla, uno de los últimos estrenos que es un claro ejemplo de este empoderamiento femenino, es Aladdin. En el nuevo film de Disney, el rol de Jasmine (Naomi Scott) gana peso en la trama. Nos encontramos ante una princesa con voz propia, carácter y que lucha por sus derechos como futura sucesora  y sultana del reino. Su momento álgido en la película se produce con su interpretación de la canción Sprechless (con una puesta en escena muy similar al Let it go de Elsa en Frozen), un tema que transmite el mensaje de basta ya de oír y callar. Una declaración de intenciones en toda regla.

Finalmente, las muy aclamadas películas de superhéroes, que viven en la actualidad su época dorada, tampoco son ajenas a esta transformación. Wonder Woman abrió la veda en el 2017, la primera película actual en solitario de una superheroína, le siguió este año Capitana Marvel, y el próximo año se espera la segunda de Wonder Woman, Black Widow y y Harley Quinn. Las tres con tremendas actrices como son Gal Gatot, Scarlett Johansson y Margot Robbie.

Aunque todavía queda mucho por hacer, mujeres de las artes, vamos por buen camino.

Carla López Rodríguez