A star is born

Te revuelve, te acelera el corazón.
Te inquieta, te emociona.
Te corta la respiración.
Te hace pensar, recordar.

A star is born es capaz de hacerte sentir, sales de la sala con la sensación de que una parte de ti se ha transformado.

Durante las dos horas largas que dura la película, no ves a Bradley Cooper ni a Lady Gaga, ¡no! Durante esas dos horas, sientes y vives con Jackson y Ally. Una historia de amor, éxito, adicciones, lucha y superación.

Cuenta con una banda sonora que pone los pelos de punta, y si no eres fan de Lady Gaga, después de la película lo serás. Su capacidad para transmitir cantando es asombrosa, lloras y ríes con ella.

La mejor forma de disfrutar de la película es en versión original, y es que en las voces de todo el reparto son de tal intensidad que es difícil de igualar en los doblajes.

Ve al cine y disfrútala, y si aún te lo estás pensando, escucha “Shallow” el tema principal.